Intro Price! Get Pixwell WordPress Magazine Theme with ONLY $59

¿Cómo me deshago de la boca seca por diabetes?

Las personas con diabetes, ya sea tipo 1 o tipo 2, a menudo sufren de sequedad de boca, también conocida como xerostomía. El problema es que no es solo un sentimiento. Puede tener graves consecuencias a nivel oral.

La xerostomía se asocia con un mayor riesgo de caries, infecciones y enfermedad periodontal. Varios estudios confirman que más del 70% de personas con diabetes sufren de sequedad de boca. En este artículo explicamos por qué surge este problema y cómo se puede solucionar.

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes?

El hombre se pincha el dedo

La diabetes mellitus es una enfermedad que afecta el metabolismo de la glucosa. Hay dos formas principales: tipo 1 y tipo 2. En el caso de la diabetes tipo 1, el páncreas ya no segrega insulina.

Por otro lado, en el tipo 2 suele haber resistencia a la insulina en los diferentes tejidos del cuerpo. Sin embargo, también puede haber una disminución en la secreción. Esta es una patología que, lamentablemente, es cada vez más común.

La xerostomía es uno de los principales síntomas de la diabetes. Tanto es así que, según una reseña publicada en el Revista de endocrinología y nutrición (Enlace español) es una de las manifestaciones orales más comunes en personas con diabetes. Otros síntomas orales que pueden ocurrir incluyen:

  • maldecir
  • candidiasis faríngea
  • una sensación de ardor

Sin embargo, estos no son los únicos síntomas de esta afección. También puede haber problemas como poliuria (micción más frecuente), polidipsia (aumento de la sed) y cambios de peso.

¿Por qué las personas con diabetes sufren de sequedad de boca?

La xerostomía, como decíamos, es el término que hace referencia a la boca seca. En personas con diabetes, su aparición se debe a una variedad de factores, casi todos relacionados con niveles bajos de azúcar en sangre.

En primer lugar, la micción frecuente es una de las causas de la xerostomía. Más orina conduce a la deshidratación. Dado que la saliva se compone principalmente de agua, su producción cambia cuando la composición de los fluidos corporales está desequilibrada.

Otro factor similar que determina la sequedad bucal en la diabetes es un cambio en la composición de la saliva. La saliva contiene glucosa y proteínas además de agua.

Un estudio publicado en el Revista de Medicina y Patología Oral (Enlace español) explica que la diabetes afecta la morfología de las glándulas salivales. Produce lo que se llama sialosis diabética, que consiste en las glándulas salivales que aumentan de tamaño. Esto afecta el funcionamiento.

También te gustará leer:
¿Cómo afecta la diabetes a la salud mental?

Otras causas de xerostomía

Aunque un gran porcentaje de personas con diabetes sufren de sequedad de boca, esta enfermedad no es la única causa. Es importante notar que muchos factores afectan la producción de saliva y muchas situaciones pueden causar xerostomía.

La deshidratación no relacionada con la diabetes es un ejemplo de esto. Asimismo, los medicamentos pueden causar este síntoma, especialmente los tipos utilizados en tratamientos de quimioterapia (Enlace español).

La edad también suele influir, al igual que otras enfermedades crónicas como la cirrosis, el VIH y la tuberculosis. Síndrome de Sjogren (Enlace español) es una de las causas más relevantes de xerostomía.

También te gustará leer:
Los efectos negativos de la deshidratación en tu cuerpo

Soluciones para la boca seca para personas con diabetes

Mujer, con, un, cepillo de dientes

La importancia de la boca seca en la diabetes radica no solo en las molestias que causa, sino también en la variedad de problemas bucales que puede causar. Por ejemplo, aumenta el riesgo de caries e infecciones, así como de enfermedad periodontal.

Por tanto, es fundamental tomar medidas preventivas para evitar y prevenir este tipo de patologías. En primer lugar, las personas con diabetes necesitan mejorar su higiene bucal cepillándose y también usando enjuague bucal e hilo dental.

Además, es mejor evitar los líquidos azucarados y ácidos. Por supuesto, mantenerse hidratado es fundamental, pero la mejor forma de hacerlo es bebiendo agua. También son necesarias visitas periódicas al dentista, ya que debe comprobar y corregir cualquier cambio lo antes posible.

En varios casos, los médicos prescriben medicamentos que estimulan la salivación (Enlace español). Los pacientes incluso pueden usar saliva artificial si es necesario. Por supuesto, estas medidas están reservadas para situaciones en las que las medidas generales no pueden remediar las quejas.

Recordar

Las personas con diabetes tienen más probabilidades de tener la boca seca. Esto se debe a que la enfermedad cambia tanto la composición de la saliva como la morfología de las glándulas salivales.

Para prevenir esto, es necesario mantener un buen control del azúcar en sangre. Una correcta hidratación y unos cuidados especiales con la higiene bucal también son requisitos imprescindibles para reducir las complicaciones.

es_ESEspañol